El camino del Pájaro Primero




Me entusiasma entrevistar al asesino
Volver a cogerlo
Estirar, lisar su cuerpo
Tornear, cubrir de piel
Y convencerle que no me mate


Para el calor es mejor no friccionarlo
Tiende a crisparse y hacer movimientos alocados
cuando sus jugos, por el contrario, han de descender

Hay que colar la pulpa y dársela para que huela
su propia carne

Transferirle el fuego
Que arda la cabeza
Y forme una corona de ramas
que de madrugada florarán

Que su peso no lo atragante
Que no equivoque tampoco
Y se esconda en lo ligero
cubículo alargado donde guarda su temblor
como un secreto a voces


No temas al signo de tus fauces
Tómalo como escalón

Serás elefante al dar tu peso al suelo
Dejarás al elefante un piso abajo

Si sigues el fuego de mis ojos
a la mañana serás primero ave y luego
cualquier animal


He soñado una terapia espectáculo
Un despliegue detallado de argumentos

Para salvarlo y vivir







No hay comentarios:

Publicar un comentario